Diagnóstico del pulso

Conocimiento de los desequilibrios y bloqueos actuales

El diagnóstico de pulso permite una profunda comprensión del proceso interno de la persona enferma en unos pocos segundos. Revela los desequilibrios a nivel físico, mental y emocional. Expone los bloqueos que conducen al deterioro. Clásicamente, la lectura del pulso es el centro del diagnóstico en la terapia ayurvédica.

En la medicina actual, sólo unos pocos conocen este arte. Incluso en la educación ayurvédica apenas se enseña. En última instancia, sólo se puede aprender a través de años de práctica en estrecha cooperación con un maestro de la lectura del pulso.

Los maestros de diagnóstico de pulso de la medicina oriental pueden detectar casi todas las enfermedades por medio de la detección de pulso. Sin embargo, esta habilidad requiere muchos años de experiencia y el favor de un maestro que pueda impartir esta habilidad. He encontrado tal maestro en el Dr. Naram de Mumbai. Después de practicar diariamente en su clínica durante casi tres meses, obtuve una introducción y una primera base en este arte. A esto le siguieron 10 años de viajes a esta clínica cada año. El diagnóstico del pulso me da información muy importante para el enfoque terapéutico.

El camino del Dr. Naram para convertirse en un maestro de la lectura del pulso

El propio Dr. Naram encontró a su maestro en Skri Baba Ramdas, quien, a la edad de más de 100 años, trató diariamente a 80 pacientes en perfecto estado de salud. Su energía chispeante, la atención y el amor que irradiaba fascinaron al Dr. Naram y quiso ser su discípulo. Hasta que Sri Baba Ramdas lo aceptó como discípulo, pasaron 100 días, durante los cuales el Dr. Naram vino diariamente y pidió ser su discípulo. Antes de que el Maestro falleciera, llamó al Dr. Naram, le dio el cuidado de todas las milenarias escrituras ayurvédicas, escritas a mano en sánscrito en pergaminos. Y le dio el papel de Maestro para continuar la tradición del ininterrumpido linaje Siddha Veda. Inmediatamente después de esta conversación, Sri Baba Ramdas dejó esta vida.